1.4. Dilemas morales

Para pensártelo

  1. ¿Has tenido que elegir alguna vez entre decir la verdad a un amigo aunque sabes que le va a hacer daño, o callarte para evitarle el “mal trago”, aunque crees que deberías decírselo y evitar así que siga viviendo en el engaño, incluso arriesgándote a perder su amistad?

  2. Si supieses cuál es el examen que van a poner mañana ¿crees que no deberías decirlo a nadie, sólo a tus amigos, a toda la clase, al profesor que lo ha perdido…?

  3. Si te encontraras una cartera perdida, con la documentación y 500€ ¿qué crees que deberías hacer?

  4. ¿Si fueras médico, crees que sería correcto no dar información a un paciente sobre el poco tiempo de vida que le queda, para evitarle un disgusto?

  5. Si fueras abogado, ¿crees que sería correcto aceptar la defensa de un cliente que paga muy bien, pero que sabes que es culpable del delito que se le acusa?

  6. Si fueras presidente de gobierno, ¿crees que deberías romper las excelentes relaciones comerciales que tiene tu país con un país en el que sabes que no se respetan los derechos humanos?

  7. Si supieras una persona te ama y quiere tener una relación estable, de fidelidad mutua mientras que tu sientes tan sólo atracción y simpatía por esa otra persona y no pretendes que sea una relación ni exclusiva ni muy profunda ; ¿mantendrías relaciones sexuales sin informarle de tus verdaderos sentimientos  para no perder la oportunidad del encuentro sexual?

Las situaciones anteriores nos enfrentan a lo que se conoce como dilemas morales. Se trata de momentos en los que, al decidir nuestro comportamiento, lo hacemos según lo que creemos que debemos hacer, según nuestros principios, nuestros valores, nuestras normas de conducta.

Estas decisiones no pueden apoyarse en la autoridad, la costumbre o el capricho. Sólo nos tenemos a nosotros mismos, nuestro criterio personal, nuestros valores y la habilidad para buscar soluciones adecuadas y libres.

Pero…

  1. ¿estamos seguros de actuar de la manera correcta?

  2. ¿quién puede ayudarnos a decidir en situaciones así?

  3. ¿en base a qué tomamos nuestras decisiones?

  4. ¿cómo sabemos lo que está bien y lo que está mal?

  5. ¿se puede aprender a tomar decisiones?

  6. ¿quién nos enseña?

  7. ¿se mejora con el tiempo?

  8. ¿quién sabe cómo hay que comportarse para actuar siempre bien?

  9. ¿y si dos personas adoptan actitudes opuestas ante un mismo caso, cuál de ellas se ha comportado bien?

  10. ¿qué es comportarse bien?

Desde muy antiguo,  pensadores de todas las culturas se han ocupado de intentar resolver estos interrogantes, de saber qué es el bien, qué es lo correcto moralmente, cómo podemos ser mejores personas… y no todos han llegado a la misma conclusión. Nos ofrecen un amplio abanico de respuestas como resultado de sus reflexiones.

Aunque probablemente no lo sabes, ya perteneces a alguna de las escuelas éticas que vas a investigar.

Tus convicciones morales tal vez sean las de un epicúreo o las de un escéptico, tal vez seas socrático, o kantiano, o cínico o existencialista, o… con este trabajo vamos, en primer lugar, a tratar de averiguar dónde estás situado, mediante un sencillo test sobre actitudes morales que realizaremos en clase.

Estas cuestiones y reflexiones están sacadas del blog del Ies de la Eliana, que puedes consultar en:     http://eticosas.wordpress.com/

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: